Capítulo 2. EL artículo científico.

En el mundo de hoy una de las formas de dar a conocer los resultados de las investigaciones es escribiendo un artículo científico porque lo que se investiga y no se escribe, o se escribe y no se publica, equivale a que no se investiga, muchos se preguntan cuál es la clave para escribir un artículo científico?, la mejor manera de aprender a escribir un artículo científico es haciéndolo.

Generalmente, un artículo es rechazado para publicar cuando tiene problemas de contenido y siempre tras un éstos se encuentra un mal diseño de la investigación. Una buena investigación puede no conducir a un buen artículo si no se conoce el modo adecuado de elaborarlo y un artículo mal redactado puede dar al traste con el resultado de una buena investigación de ahí la importancia de diseñar correctamente la investigación y de redactar bien el artículo que pretende divulgar los resultados de la misma.

Según Robert Day un artículo científico es “un informe escrito y publicado que describe resultados originales de investigación...que debe ser escrito y publicado de cierta forma, definida por tres siglos de tradiciones cambiantes, práctica editorial, ética científica e influencia recíproca de los procedimientos de impresión y publicación”. El texto de un artículo científico debe estar escrito de acuerdo a las normas de la redacción científica y debe caracterizarse por la claridad y la concisión; su estructura debe seguir el formato IMRYD (introducción, métodos, resultados y discusión).

Bobenrieth plantea que un artículo científico consta de las siguientes partes:
A. Partes preliminares:


B. Partes del Cuerpo:


C- Partes Finales:

A continuación se explica cómo deben escribirse cada una de ellas.

TÍTULO:
Esta parte del artículo tiene por objeto:

Redactar correctamente el título resulta vital pues muchas veces de ello depende que el que lee se decida a consultar o no el documento que tiene ante sí, un documento puede ser muy bueno por su contenido y sin embargo poco o nunca leído si el título no es capaz de captar la atención del que lo ve, también sucede a menudo que un título mal elaborado nos hace desechar un documento con información valiosa.

Una característica que no puede faltar en un buen título es la claridad que no es más que el empleo, de una sintaxis correcta y un vocabulario al alcance de los lectores, no obstante en ocasiones se ven títulos que adolecen de ella y esto sucede porque:

Otra característica que debe estar presente siempre en un título es la concisión que no es más que la brevedad en el modo de expresar los conceptos, es decir, la forma de expresarlos exactamente con el menor número de palabras posibles. Los errores más frecuentes que se presentan con relación a la concisión son:

A veces se presentan títulos con errores de sobrexplicación que no es más que la declaración o exposición repetitiva e inútil de un concepto, el cual se da por supuesto, por ejemplo:

Otro error que se observa es el de redactar los títulos de forma interrogativa lo cual no es correcto pues el título consideramos debe ser una oración simple, afirmativa y no una pregunta.

A continuación se muestran algunos ejemplos de títulos incorrectos:

Ejemplos de títulos correctos:

AUTOR (S)
Aquí se debe incluir:


El orden de los autores dependerá de la decisión que de forma conjunta adopten los coautores. En todo caso, los autores deben ser capaces de explicar el trabajo.

INSTITUCION (S)
En este acápite se consignará:

RESUMEN
Un resumen no es más que la exposición condensada del contenido de un documento que expone el tema, objetivos, métodos, resultados fundamentales y conclusiones del mismo, a veces incluye las recomendaciones o sugerencias y en general ayuda al que lo lee a determinar si consulta o no dicho documento. Como expresara magistralmente Robert Day es “una versión en miniatura del artículo científico”.

Esta parte del artículo tiene como objetivo:

La importancia del resumen radica en que:

El contenido del resumen debe expresar en forma clara y breve:

Existen varias formas de clasificar los resúmenes, las más conocidas son:
Resumen indicativo o descriptivo aquel que ofrece una descripción general y breve del documento, es decir, permite conocer de qué trata el documento. Expone el objetivo de la investigación pero no los resultados obtenidos y se caracteriza por la ausencia de datos cualitativos y cuantitativos. Su función principal es dar al usuario una base para decidir si necesita leer el documento o no. Puede incluir entre 100 y 150 palabras6. Se considera que este tipo de resumen es el ideal para los artículos de revisión o reseñas y las comunicaciones a conferencias (anexo 1).
Resumen informativo proporciona la información relevante contenida en un documento, incluyendo los propósitos, los métodos, los resultados y las conclusiones. Puede incluir entre 150 y 200 palabras cuando se trata de artículos de revistas, y de 500 palabras si se trata de tesis o monografías6 Algunos autores plantean que es el más apropiado para los artículos originales (anexo 2).
Resumen estructurado ofrece un breve sumario de cada una de las secciones principales de un documento, presenta las diferentes partes del mismo de forma explícita (introducción, métodos, resultados y discusión). Su característica fundamental es la exhaustividad, ayuda a los árbitros a emitir juicios más certeros de los artículos propuestos para su publicación y brinda mayor facilidad para la búsqueda de información sintetizada en bases de datos, publicaciones referativas y otras fuentes. Su extensión no rebasará las 250 palabras. Los aspectos fundamentales que deben considerarse al confeccionar un resumen estructurado son:

El estilo del resumen debe asegurar:

Errores más frecuentes en un resumen:

Procedimiento para redactar un resumen:

Palabras útiles para la elaboración de resúmenes:

aborda determina informa
afirma diferencia presenta
amplía distingue propone
analiza elabora revela
comenta enfatiza resulta
compendia enumera reseña
contiene estima trata
define explica selecciona
desarrolla expone señala
describe identifica sintetiza
detalla incluye sugiere

Palabras clave: Es una propuesta de términos por los que puede ser identificado el documento, la misma puede oscilar entre 3-10 palabras, y tiene como objetivo contribuir al proceso de indización del documento por los especialistas.

INTRODUCCION
Esta parte del artículo tiene como objetivo:

Para definir los objetivos es necesario tener bien claro el problema a estudiar, por ello hay que:

El objetivo de la investigación debe incluirse al final de la introducción para:

En esta parte del artículo, únicamente se incluirán las referencias bibliográficas estrictamente necesarias y no se incluirán datos o conclusiones del trabajo.

METODOS
Esta parte del artículo, también conocida como material y método, pacientes y métodos, diseño metodológico, sujetos y métodos, entre otros es muy importante, pues en ella se presenta la estrategia seguida durante el proceso de investigación y por objeto:

Aquí es muy importante presentar la secuencia que siguió la investigación:

Al escribir esta parte debe establecerse un orden previo para ello, que puede ser el siguiente:

Los errores más frecuentes que se observan en los artículos al escribir esta sección son:

RESULTADOS
Esta parte del artículo tiene como objetivo:

Al realizar la presentación de los datos deben señalarse los datos y las ilustraciones más pertinentes al tema del artículo, los datos más representativos, en forma comprensible y evaluable, con arreglos adecuados para cada variable y con una secuencia tal que apoye lógicamente la hipótesis o responda a la pregunta de investigación. Las formas más frecuentes de presentar los datos son: texto, tablas (cuadros) e ilustraciones.

El texto constituye la principal y más eficiente forma de presentación de resultados, debe limitarse a exponer lo estrictamente necesario, utilizando una sucesión adecuada de párrafos así como de títulos y/o subtítulos solamente si son imprescindibles para agregar claridad, en el mismo deben citarse todas las tablas y figuras así como todas las referencias bibliográficas, y debe utilizarse el tiempo pasado cuidando de no repetir lo descrito en la sección de material y método.

DISCUSION
En esta parte del artículo el lector debe encontrar las respuestas claras y directas a las siguientes preguntas:


El objetivo de esta sección es:

Los errores más frecuentes que se observan al escribir esta sección son:


CONCLUSIONES
Tiene como objetivo:

Muy frecuentemente la conclusión se incluye en la parte de discusión del artículo científico.

Los errores más frecuentes son:

AGRADECIMIENTOS
Tienen como objetivo:

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Esta parte del artículo tiene como objetivo:

Al elaborar las referencias de un documento se deben enumerar sólo las obras importantes publicadas, los documentos no publicados (trabajos de terminación de residencia, ponencias presentadas en eventos, resúmenes, etc.) si es imprescindible su mención deben aparecer a pie de página o comentados en el texto.

Los trabajos en proceso de publicación se consignarán con la aclaración “en prensa”.

Es necesario cotejar todas las referencias contra el original antes de presentar el manuscrito a publicar y verificar nuevamente en la fase de corrección de pruebas de imprenta para así evitar errores.

Los errores más frecuentes al elaborar las referencias bibliográficas son:

El estilo a seguir al elaborar las referencias difiere según la revista de que se trate, algunas incluyen los títulos de los artículos otras no, las hay que citan la paginación completa y otras sólo la primera página, algunas señalan el mes o meses a que corresponde ese número, etc.

Aunque hay gran variedad de estilos para elaborar las referencias, la mayoría de las revistas científicas utilizan alguno de los tres sistemas generales que a continuación señalamos:
Sistema de nombre y año conocido como sistema de Harvard fue muy popular y aún hoy se usa, resulta muy cómodo para el autor pues al no numerar las referencias, estas pueden añadirse o suprimirse fácilmente, en esto radica su principal ventaja. En este sistema se citan hasta tres autores, cuando son más de tres entonces se citan los tres la primera vez y después se sustituye por “et al”. Ejemplos: “en el estudio realizado por Pérez y Díaz (1990) se obtuvieron ...”, “Abreu, Roque y Mederos (1993) reportan resultados....”, “nuestro tabajo coincide con los planteamientos de Abreu, et al (1993)...”. Las desventajas de este sistema son:

  1. para el lector cuando en la introducción se citan un gran número de referencias en un párrafo tiene que saltar varios renglones de referencias para reanudar el hilo del texto que lee
  2. para el editor mayor costo de composición e impresión tipográfica.


Sistema numérico-alfabético consiste en citar con un número las referencias de una lista en orden alfabético (modificación del sistema anterior), fácil de preparar para el autor y de usar para el lector. Ejemplo: “La función del seno carotídeo en la regulación de la respiración fue descubierta por Heymans (13)”


Sistema de orden de mención aquí se citan las referencias con un número según el orden en que aparecen mencionadas en el documento, este es el sistema que fue adoptado por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas a partir de 1978 (conocido como normas de Vancouver).

Ejemplos de listas de referencias bibliográficas.


Sistema de nombre y año
- Organización Mundial de la Salud. 1996. Criterios y pautas de salubridad del aire en relación con ciertos contaminantes del medio urbano. Ginebra: OMS.
- López, E.J. 1986. Prevención de la crisis de asma con ketotifeno. Alergia. 33 (3):69-73.
- Sánchez, J., H. Díaz y F. Mesa. 1993. Tratamiento quirúrgico de la fractura incompleta sin desplazamiento de Freiberg’s en atletas. Rev Cubana Med 2:81-8.


Sistema numérico-alfabético
1. López, E.J. 1986. Prevención de la crisis de asma con ketotifeno. Alergia. 33 (3):69-73.
2. Organización Mundial de la Salud. 1996. Criterios y pautas de salubridad del aire en relación con ciertos contaminantes del medio urbano. Ginebra: OMS.
3. Sánchez, J., H. Díaz y F. Mesa. 1993. Tratamiento quirúrgico de la fractura incompleta sin desplazamiento de Freiberg’s en atletas. Rev Cubana Med 2:81-8.

Sistema de orden de mención
1. Sánchez, J., H. Díaz y F. Mesa. 1993. Tratamiento quirúrgico de la fractura incompleta sin desplazamiento de Freiberg’s en atletas. Rev Cubana Med 2:81-8.
2. López, E.J. 1986. Prevención de la crisis de asma con ketotifeno. Alergia. 33 (3):69-73.
3. Organización Mundial de la Salud. 1996. Criterios y pautas de salubridad del aire en relación con ciertos contaminantes del medio urbano. Ginebra: OMS.

Las normas que actualmente se usan por la Editorial Ciencias Médicas del MINSAP para acotar las referencias bibliográficas de los trabajos a publicar en alguna de las revistas nacionales que ella edita (normas de Vancouver) se darán a conocer en el capítulo 3 Acotamiento de Bibliografía.

APENDICES
Su objetivo es:
Complementar y/o ilustrar el desarrollo del tema

Requisitos:

Para quienes publiquen en las revistas que edita la Editorial Ciencias Médicas del MINSAP los artículos originales pueden tener una extensión máxima de ocho páginas, incluidas las ilustraciones con un máximo de seis (tablas, figuras, gráficos, fotos, etc.), hasta seis autores y 20 referencias bibliográficas.

Bibliografía.

  1. Artiles Visbal L. El artículo científico. Rev Cubana Med Gen Integr 1995; 11 (4): 387-94.
  2. Bobenrieth MA, Ribbi-Jaffe A. Partes del artículo científico. Caracas: OPS/OMS, CONICIT; 1988.
  3. Comité Internacional de Directores de Revistas Médicas. Requisitos uniformes para preparar los manuscritos enviados a revistas biomédicas. Disponible en: http://www.fisterra.com/recursos_web/mbr/vancouver.htm. Acceso 29 de marzo del 2001.
  4. Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas. Requisitos uniformes para preparar los manuscritos enviados a revistas biomédicas. Rev Panam Salud Pública 1998;3(3):188-96 MINSAP.
  5. Day R. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. 2 ed. Washington, DC: OPS; 1996 (Publicación científica; 558).
  6. Instrucción metodológica No.8/90. En: Manual de normas y procedimientos del sistema nacional de información en ciencias médicas. Ciudad de La Habana: MINSAP; 1990.p.133-41.
  7. López Espinosa JA. El resumen como fuente de información y medio de comunicación. Resumed 1997; 10 (3): 136-44.
  8. Rodríguez Loeches J. El resumen (editorial). Rev Cubana Med 1994; 33 (3): 111-3.