Capítulo 2. El PROBLEMA CIENTÍFICO. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS.

 

EL PROBLEMA CIENTÍFICO. DEFINICIÓN.

El problema científico forma parte de la relación problema-investigación-solución. Esto significa que el problema se concibe porque estamos seguros de que mediante una investigación llegaremos a su solución o que llegarán a la solución otros investigadores.

El tiempo que media entre la concepción del problema y la solución puede ser más o menos largo pero concebir un problema es como abstraerlo del resto de los problemas y comenzar el camino en pos de su solución. El vocablo Problema designa una dificultad que no puede ser resuelta de forma automática sino que requiere de un grupo de acciones encaminadas hacia ese fin.

En todo problema se distinguen los siguientes aspectos:

  1. El problema mismo considerado como un objeto conceptual diferente de sus manifestaciones.
  2. Acto de preguntar
  3. La expresión del problema mediante un conjunto de sentencias interrogativas o imperativas

En el lenguaje común el término problema se refiere a algo que nos resulta desconocido, cualquier tipo de dificultad u obstáculo, pero cualquier problema no necesita de la investigación científica.

¿ Cómo surgen los problemas científicos?.

a) Son aquellos problemas acerca de los cuales los hombres toman conciencia.

b) Los conocimientos existentes en tal esfera del saber resultan insuficientes para darles solución.

c) La solución tiene una relación directa o indirecta con alguna necesidad social de relativa prioridad.

¿ Qué podemos considerar como un problema científico?. Aquellos problemas caracterizados por las siguientes determinantes:

  1. Una situación con rasgos bien definidos pero que no pueden ser exhaustivamente explicados.(Estado Inicial).
  2. Técnicas o procedimientos que aplicados sistemáticamente pueden modificar los rasgos del estado inicial.
  3. Nuevo estado con rasgos derivados directamente de los del estado inicial pero que pueden ser exhaustivamente explicados. (Estado Final)

Algunos autores dividen a los problemas en descriptivos y causales según estos comprendan aspectos que requieren simplemente explicar como se manifiesta un fenómeno o si tratan de explicar sus causas. Dicho de otra manera, unos problemas requieren que se indique cómo transcurre un fenómeno y otros por qué transcurre de esa manera.

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA.

La formulación del problema, su más preciso enunciado, se requiere de una manera inevitable porque solo así se puede asegurar su unicidad, es decir, cada problema es único e inconfundible. Por ello es necesario saber identificar y definir un problema en términos sencillos y claros, básicamente a través de preguntas e hipótesis, estando todo esto determinado dentro de un específico cuerpo de conocimientos definido como Marco Teórico, el cual incluye dos aspectos fundamentales:

Para la completa formulación del problema, además de estar correctamente fundado y bien expresado, se requiere la justificación del mismo, toda vez que el Problema Científico debe partir de un Problema Social al cual contribuye a resolver

LAS HIPÓTESIS, SUS TIPOS Y FORMULACIÓN.

Una hipótesis es cualquier suposición, conjetura o predicción que se base en conocimientos existentes, en nuevos hechos o en ambos, y que propone una respuesta anticipada del problema, por lo que será aceptada o rechazada como resultado de la investigación.

Ya antes se dijo que una vez hallado el enunciado más preciso del problema, lo cual a veces es una tarea difícil, se ofrecerán una serie de conjeturas o supuestos (hipótesis) los cuales serán entonces contrastados, examinando sus consecuencias observables por lo que se requiere reunir cierto número de datos para poder averiguar cual de las conjeturas es verdadera, si es que alguna lo es, entonces ésta pasará a formar parte de un nuevo cuerpo de conocimientos; la solución del problema inicial hará surgir un nuevo conjunto de otros problemas.

Requisitos para la formulación de hipótesis:

Las hipótesis pueden ser de diferentes tipos, así encontramos que pueden ser:

 

Las hipótesis poseen una estructura donde se respetan los siguientes aspectos:

  1. Constituyen una unidad: la hipótesis mantiene una estrecha relación con la característica que se estudia y con cada uno de los elementos sometidos a investigación mediante la observación.
  2. Consideran a las variables que intervienen: tienen en cuenta que las unidades de observación toman distintos valores en cada individuo observado.
  3. Se orienta hacia los elementos lógicos: forma de relacionar la unidad de análisis vinculada al objeto de estudio con cada una de las variables estudiadas entre sí.
DEFINICIÓN Y FORMULACIÓN DE OBJETIVOS.

Hasta aquí se han tratado aspectos orientados al objeto de estudio, que pueden ser elementos biológicos, psicológicos, sociales, ambientales, etc.. Debemos pasar ahora a tratar los objetivos del estudio.

La definición de los objetivos de un trabajo es una tarea que se debe abordar desde el principio de la investigación. Los objetivos del trabajo de investigación están contenidos en el Protocolo o Proyecto y deben permanecer inalterables hasta el informe final de la investigación. Esto es así porque los objetivos constituyen la guía mas general de todos los pasos de la investigación.

En función de los objetivos se plantean los métodos de recolección de datos, las pruebas estadísticas, las formas de presentar la información y el restos de los elementos que conforman la investigación. Los objetivos son el punto de partida y la base orientadora de todas las acciones que se ejecutarán en la investigación.

Los objetivos expresan los fines o propósitos que se esperan alcanzar con el estudio del problema planteado. Ellos responden a la pregunta ¿ para qué se lleva a cabo la investigación?, por ello es habitual que su redacción comience con un verbo en infinitivo: determinar, identificar, establecer, distinguir, medir, cuantificar y otros.

La formulación de los objetivos debe ser de forma clara, concisa y bien orientada hacia el fin.

Deben ser redactados en la forma más específica posible, evitando unir dos o más objetivos en uno, lo cual no significa que no se pueda plantear un objetivo general, siempre y cuando sean precisados a continuación los objetivos específicos.

Estos deben enunciar un resultado unívoco, preciso, factible y medible que será obtenido mediante la investigación, definiendo un estado o situación cuantificable en un tiempo y lugar determinado, que se intenta alcanzar como resultado del estudio.

De forma precisa podemos asegurar que los objetivos tienen que determinar el tipo de estudio que se realizará y estarán vinculados a la base de su diseño.